"El amor enseña a enseñar" (José Gras y Granollers)  
Presentación

La Comunidad Educativa del Colegio "Hijas de Cristo Rey", ante el reto de la Reforma del Sistema Educativo y considerándolo básico para el Proyecto Curricular de Centro, ha elaborado este PROYECTO EDUCATIVO que asume y desarrolla los contenidos de nuestro CARÁCTER PROPIO además de definir las intencionalidades pedagógicas más generales. La estructura participativa y la organización está expresado en el Reglamento de Régimen Interior, documento que también forma parte de este Proyecto.

Este Proyecto, común para todas las Áreas y Niveles de Enseñanza, será siempre el punto de partida que oriente e inspire cualquier tipo de decisiones curriculares. Es un plan de trabajo que responde y atiende a la realidad, a la vida y al dinamismo de nuestro Centro y ha sido consensuado para cimentar una unidad de intención y de acción pedagógica en el marco de un planteamiento curricular abierto y flexible.

Nuestro deseo es que este Colegio sea un lugar de encuentro de FE y CULTURA y que nuestros alumnos, teniendo como base los valores cristianos, logren una formación integral.

I. Concepto de educación

Entendemos la Educación en un doble aspecto:

1º Como proceso globalizador que favorezca la formación integral y armónica de la persona desde una concepción cristiana de la vida.

2º Como un proceso que capacite a los alumnos para que puedan desarrollar una acción transformadora de la sociedad en orden a la creación de un mundo más justo y más humano.

El tipo de educación que ofrecemos se basa en el concepto de hombre que aparece en nuestro Carácter Propio:

•  Señor del mundo e hijo de Dios.

•  Hecho para la verdad, el amor y la libertad.

•  Merecedor de todo respeto por su dignidad personal.

•  Miembro de una familia como marco básico de su educación.

•  Ser social, capaz de transformar y perfeccionar la sociedad en que vive.

•  Sujeto de una sociedad pluralista y cambiante.

•  Arraigado en la cultura que le es propia, comprometido en la conservación de la naturaleza y en el avance de la técnica.

II. Principios Pedagógicos generales

Para el logro coherente de este tipo de educación nos proponemos en la Comunidad Educativa las siguientes finalidades que compartimos y asumimos:

1º Cultivamos todos los componentes de la personalidad humana de una forma armónica, gradual y adaptada a la realidad propia de cada alumno.

2º Proponemos una educación personalizada que tenga en cuenta a cada alumno y se acomode a las características que demanda su propia individualidad.

3º Adoptamos una metodología activa que partiendo de la experiencia fomente la iniciativa, la creatividad y la búsqueda personal de valores que les lleve a descubrir y a elegir aquellos que configuren su personalidad.

4º Fomentamos el desarrollo intelectual que capacite a los alumnos para el discernimiento, las convicciones y la toma de decisiones, así como para observar, analizar, sintetizar y evaluar.

5º Educamos la sensibilidad ayudando a los alumnos a captar la belleza, a admirarla y gozarla, así como a valorar su propio cuerpo como cauce de expresión.

6º Estamos abiertos a las necesidades de una continua actualización del mundo de la técnica, preparando a los alumnos para la evolución y el cambio como constantes de la vida y para la comprensión y el uso de nuevas formas de comunicación y destrezas técnicas.

7º Proyectamos la educación más allá del aula y del horario escolar. Por ello fomentamos:

•  la educación del tiempo libre;

•  las actividades sociales, culturales y religiosas de alumnos y padres;

•  el Asociacionismo.


8º Promovemos una visión positiva del hombre y del acontecer humano como talante habitual de educadores y alumnos.

9º Fomentamos la presencia de los educadores entre los alumnos, basada en la relación personal, la convivencia y la amistad.

10º Favorecemos un ambiente de sencillez, respeto, confianza y alegría entre los miembros de la Comunidad Educativa.

11º Formamos en el respeto a la libertad de los demás, manifestado en la aceptación del pluralismo de la sociedad y en el ejercicio de las libertades democráticas.

12º Educamos en la fe, por ello nuestros centros optan por:


•  la formación abierta a la trascendencia y el valor humano y personalizador de la religión y de la fe;

•  una visión del hombre y de la educación enraizada en el Evangelio de Jesús y en la vida y enseñanza de la Iglesia;

•  una educación a partir de una iniciación en la fe y maduración en la misma que lleve a la síntesis de fe, cultura y vida;

•  un anuncio explicito del mensaje salvador de Jesús sobre el Reino de Dios;

•  la enseñanza de la religión católica;

•  un Proyecto de Pastoral que oriente toda la dimensión religiosa del Centro.

III. Factores básicos de la formación de la personalidad

Considerada la educación como un proceso globalizador que favorece la formación integral y armónica de la persona desde una concepción cristiana de la vida, nos proponemos realizar en el ámbito escolar una acción pedagógica que atienda de forma equilibrada a los factores básicos que intervienen en la formación de la personalidad:

Factor intelectual.
Factor afectivo
Factor social.
Factor corporal.
Factor moral.
Factor intelectual



Entendemos la educación intelectual como el proceso formativo que potencia en los alumnos unas capacidades que le permiten el "aprender a aprender" dando primacía a la adquisición crítica de la cultura y a la asimilación de técnicas de aprendizaje sobre la acumulación de contenidos.

Finalidades educativas

1º Optar por un aprendizaje significativo que:

•  Capacite para obtener información, saber seleccionarla, organizarla y tomar decisiones: "aprender a aprender";

•  Procure que las propuestas de aprendizaje respondan a los intereses de los alumnos y tengan conexión con sus experiencias personales;

•  Asegure que lo aprendido puede llevarse a la vida;

•  Capacite a los alumnos para comprender e interpretar la realidad, valorarla e intervenir en ella;

•  Motive la observación y la búsqueda de la verdad.

2º Despertar el interés por el saber.

3º Potenciar el aprendizaje de técnicas de estudio y trabajo cooperativo.

4º Capacitar a los alumnos para realizar trabajos de investigación.

5º Adquirir y afianzar las destrezas básicas instrumentales.

6º Asimilar e integrar los nuevos contenidos, tecnología y lenguaje.

7º Formar y hacer crecer el pensamiento creativo, abierto y divergente.

8º Desarrollar el pensamiento crítico y reflexivo.

9º Potenciar la capacidad para solucionar problemas.

Factor afectivo



Entendemos la educación afectiva, base fundamental de la personalidad, como el desarrollo de sentimientos, emociones y pasiones que se integran armónicamente en las relaciones interhumanas y, en general, de todos los lazos que unen a las personas con su medio.

Finalidades educativas

1º Adquirir una imagen positiva de sí mismo, reconociendo sus limitaciones y confiando en sus posibilidades.

2º Buscar espacios de interioridad frente a la exterioridad en que estamos sumergidos.

3º Capacitar para la aceptación y superación de los momentos difíciles mirando con esperanza el porvenir.

4º Ayudar a descubrir horizontes de felicidad a través de una aceptación y superación constantes.

5º Motivar para el desarrollo de la responsabilidad, potenciando el sentido cristiano del trabajo y el cumplimiento del deber.

6º Educar para conseguir un equilibrio afectivo y social.

7º Fomentar relaciones interpersonales abiertas, sinceras y cordiales basadas en el conocimiento, respeto y aceptación mutua.

8º Valorar el presente con visión positiva e ilusionada de las realidades de la vida asumiendo críticamente el pasado y sin preocupación excesiva por el futuro.

Factor social



Entendemos la educación social como un proceso formativo del ser humano que se abre a los demás a través del lenguaje, la cultura, los encuentros y las relaciones.

Finalidades educativas

1º Potenciar el desarrollo de actitudes básicas democráticas: diálogo, capacidad de escucha, tolerancia, rechazo a todo tipo de discriminación.

2º Educar para la participación como colaboración en auténtica corresponsabilidad.

3º Capacitar para el desarrollo del sentido crítico ante las informaciones y programas emitidos por los medios de comunicación.

4º Educar para la justicia, la solidaridad y la fraternidad con los demás hombre, preferentemente los más débiles, en orden a la trasformación perfeccionadora de la sociedad en que viven.

5º Formar para la paz, la convivencia y la comunicación entre los hombres con un espíritu abierto, dialogante, flexible y ajeno a toda forma de violencia.

6º Conocer, respetar y vivir los principios de la Constitución , leyes, instituciones, etc.

7º Sensibilizar para la conservación del medio ambiente y respeto al entorno: casa, colegio, lugares públicos, etc.

8º Potenciar la colaboración en campañas: hambre, Domund, SIDA, paro, droga, etc.

9º Respetar a las personas y a sus derechos fundamentales.

Factor corporal



Entendemos la educación corporal como un proceso de conocimiento experiencial de las posibilidades físicas, expresivas, lúdicas y comunicativas del cuerpo para lograr su pleno desarrollo.

Finalidades educativas

1º Favorecer un equilibrio desarrollo psicomotriz de manera que los alumnos adquieran un dominio suficiente del cuerpo y del espacio.

2º Potenciar el conocimiento, aceptación y autoestima de su realidad corporal.

3º educar para la salud física psíquica valorando la repercusión negativa de determinadas conductas: droga, alcoholismo, alimentación desequilibrada.

4º Estimular la práctica del deporte, el ejercicio físico y la expresión corporal.

5º Proporcionar una correcta educación sexual de acuerdo con la evolución psicológica de los alumnos.

Factor moral



Entendemos por educación moral el proceso formativo por el cual la persona adquiere valores y actitudes que informan su concepción del hombre y le ayudan a dar una visión del mundo coherente con sus creencias.

Finalidades educativas

1º Promover la formación de actitudes básicas cristianas nacidas de la fe en Jesús de Nazaret.

2º Educar en una moral según la enseñanza de la Iglesia.

3º Promover de forma gradual y continua la autonomía de l conciencia personal.

4º Formar, desde el punto de vista cristiano, la conciencia moral de los alumnos, de modo que siguiendo sus llamadas, actúen con bondad y rectitud.

5º Promover la educación para la libertad frente a todo tipo de opresión y manipulación.

6º Educar en una moral basada en los derechos de la persona y en el fomento de los deberes sociales y de las libertades fundamentales.

7º Estimular a la interiorización y personalización de los valores y exigencias morales.

8º Ayudar a nuestros alumnos para que lleguen a ser dueños de sí mismos, de sus instintos, sentimientos, pensamientos y voliciones.

IV. Sistema de valores sobre los que se fundamenta nuestra acción educativa

Nuestra acción educativa fundamentada en el Carácter propio configura un tipo de hombre concreto basado en un sistema de valores que determina un peculiar estilo de vida. Este sistema se concretiza en torno a los siguientes:

RELIGIOSIDAD - AMOR - JUSTICIA - LIBERTAD - VERDAD,

todos ellos fundamentados en la TRANSCENDENCIA como el eje transversal.

Nuestro Proyecto asume estos valores desarrollados en actitudes y normas, llevando así a cabo uno de los objetivos generales de la LOGSE. Nuestros claustros diseñarán el Proyecto Curricular en torno a ellos.

RELIGIOSIDAD



Es la acogida de la Palabra de Dios que revela, salva y ordena; y la respuesta libre y consciente del hombre a la manifestación y comunicación de Dios. Esta religiosidad debe impulsarnos a ser miembros activos en la construcción del Reino.

Actitudes básicas:

•  Interiorización, conseguida a través del silencio, escucha, reflexión y contemplación.

•  Adoración a Dios que emerge del reconocimiento, admiración, alabanza y contemplación.

•  Evangelización que exige una preocupación constante por dar a conocer el mensaje de Jesús partiendo del propio testimonio.

•  Reparación exigida al observar la realidad dañada para transformarla en Reino de Dios

•  Eclesial con sentido de universalidad y en comunión con los hermanos, que se proyecta en un compromiso.

•  Mariana que nos lleva a conocer a María, a amarla e imitarla.

•  Integración Fe-Cultura conseguida a partir de un discernimiento que nos sitúa en fidelidad a nuestras creencias y en aperturas al acontecer histórico.

Normas escolares:

•  Crear espacios de interioridad para la reflexión personal.

•  Fomentar la capacidad de admiración, de alabanza y de contemplación reconociendo a Dios como único Señor.

•  Fijar mensualmente un día de Adoración.

•  Urgir la necesidad de formarse para a su vez evangelizar.

•  Sensibilizar a los alumnos ante la situación de injusticia en el mundo de la que todos somos responsables.

•  Preocuparse por los más necesitados, dispuestos siempre a prestarles ayuda.

•  Inculcar la necesidad de inserción en la Comunidad Parroquial.

•  Dar a conocer los Documentos eclesiales.

•  Fomentar la devoción mariana a través de cauces concretos.

•  Celebrar las fiestas y tiempos marianos.

•  Informar sobre los hechos culturales del acontecer diario desde una dimensión de fe.

•  Ser agentes de paz en el propio ambiente, evitando actitudes, gestos y palabras que tensionen.

•  Formar al alumno para que sepa afrontar las dificultades de la vida.

•  Dar a conocer la Doctrina social de la Iglesia.

•  Inculcar la responsabilidad del cumplimiento del deber.

•  Ayudar a descubrir el sentido cristiano del trabajo.


LIBERTAD


Es la capacidad que el hombre tiene de autodefinirse y de elegir el bien. Se funda en el dinamismo que le orienta hacia el Sumo Bien.

Actitudes básicas:

•  "Hacer el bien" como cauce para liberar al hombre de cuanto le pueda excluir del Reino.

•  Responsabilidad como respuesta constante al cumplimiento del deber.

•  Compromiso viviendo con esfuerzo y abnegación aunque implique riesgo.

•  Diálogo que exige una actitud de escucha y apertura posibilitando la comunicación y el conocimiento del otro.

•  Participación favoreciendo la corresponsabilidad y el trabajo cooperativo.

•  Apertura a nuevos horizontes dentro de un pluralismo.

•  Creatividad para realizar, modificar e inventar.

Normas básicas:

•  Motivar a los alumnos para que descubran situaciones concretas de hacer el bien.

•  Inculcar la responsabilidad en el cumplimiento del deber.

•  Respetar y cuidar el medio ambiente y el entorno: edificio, instalaciones, mobiliario, material, etc.

•  Cuidar la puntualidad como deber de justicia.

•  Comprometerse en acciones concretas aunque supongan esfuerzo y riesgo.

•  Formar para el diálogo como apertura a la comunicación.

•  Realizar trabajos en equipo.

•  Colaborar activa y responsablemente en las actividades del Centro.

•  Crear un clima de libertad que favorezca la autodeterminación y la capacidad de expresión.

•  Motivar para que los alumnos sean creativos en sus trabajos.


VERDAD


Es vivir en conformidad consigo mismo y con los demás en lo que se siente, se piensa y se dice.

Actitudes básicas:

•  Autenticidad que lleva a ser coherente con el propio proyecto de vida.

•  Honradez vivida con rectitud de conciencia y lealtad con los demás.

•  Sinceridad que presupone verdad, franqueza y transparencia.

•  Sencillez como forma de ser que se manifiesta en naturalidad y simplicidad.

•  Espíritu crítico para discernir y valorar al acontecer diario con rectitud.

•  Objetividad que exige imparcialidad, desinterés y ecuanimidad en la confrontación de los hechos.

Normas básicas:

•  Valorar más el ser que el parecer.

•  Motivar a los alumnos a elaborar su propio proyecto de vida.

•  Ser coherente con lo que se piensa, se dice y se hace.

•  Crear un clima de sencillez en el que se respete y encauce la espontaneidad.

•  Educar para la crítica constructiva e impulsarla.

•  Formar para llegar a ser ecuánimes y objetivos controlando los propios sentimientos.

•  Creer en la posibilidad de cambio de las personas.

 

Carretera Las Rozas-Majadahonda, 4 28231 Las Rozas, Madrid. Tlf: 916392748 ©2008 Hijas de Cristo Rey