Don José Gras y Granollers, fundador del Instituto de las Hijas de Cristo Rey, nació en Agramunt (Lérida), el 22 de enero de 1834 en el seno de una familia de agricultores pobres. Poco sabemos de su infancia, pues a él no le gustaba hablar de sí mismo; parece que fue un niño formal y piadoso, más amante del estudio que del juego. Apenas alcanzó la edad suficiente se vio obligado a ayudar al padre en el campo. De niño tenía un gran deseo: ser sacerdote. En 1846  salió de Agramunt para entrar en el Seminario. Recorrió a pie los 120 Km. que lo separaban de Barcelona. En 1847 comenzó sus estudios eclesiásticos en esta ciudad. Escritor incansable, comenzó a escribir colaborando con sus artículos en varios periódicos y revistas cuando era todavía seminarista, publicando además algunos opúsculos y libros.
El 20 de marzo de 1858 fue ordenado sacerdote en Barcelona.
Hasta 1866 en que se establece definitivamente en Granada, como Canónigo de la Abadía del Sacro Monte, se comprometió en diversos apostolados: Catedrático de Teología Dogmática, durante dos años, en el seminario de Tarragona; coadjutor de las parroquias de S. José y Stos. Justo y Pastor de Barcelona; preceptor en Madrid y Écija (Sevilla) de los hijos de algunas familias nobles.
Ya en Granada, funda en 1866 la Asociación de carácter religioso-literario, «Academia y Corte de Cristo», con el fin de dar a conocer y adorar la Soberanía de Jesucristo y, como medio para realizar el fin propuesto, la revista El Bien que publicó por más de cincuenta años, hasta su muerte en Granada, el 7 de Julio de 1918.
En 1876, con el deseo de hacer reinar a Cristo en la familia y en la sociedad a través de la enseñanza, funda el Instituto religioso de Hijas de Cristo Rey. Murió en Granada el 7 de julio de 1918.
Todo el amor por Cristo que ardía en su corazón, todas sus ansias de hacerle Rey de todos los corazones, hicieron que su vida se pueda resumir con dos palabras que fueron para él lema, síntesis de su vida, manifestación de su pensamiento y expresión de sus sueños:
CRISTO REINA.

 



"Señor Jesús, Rey del universo,

que has prometido
no dejar sin recompensa
la más pequeña obra hecha por tu amor,
no olvides los trabajos apostólicos
de tu siervo JOSÉ
y su vida dedicada totalmente a hacerte reinar
en el corazón de todos los hombres.
Haz que sigamos su ejemplo
y concédenos por su intercesión
el favor que, confiados en tu bondad,
te pedimos. Amén.
"

Cristo vence, Cristo reina,
Cristo impera.
Luz de la luz de mi fe,
desvaneced mis tinieblas.
J. Gras

(Con aprobación eclesiástica)



 


Para asomarse a la profundidad de sus palabras

y zambullirse en la hondura de su corazón...

 

 

 

Carretera Las Rozas-Majadahonda, 4 28231 Las Rozas, Madrid. Tlf: 916392748

©2017 Hijas de Cristo Rey