Cristo Reina

Es:
  1. Anuncio de Cristo.
  2. Proclamación de su reinado.
  3. Defensa de sus derechos.
  4. Educación verdadera.
  5. Profesión de fe y compromiso de vida.
Para hacer realidad lo que era sólo un lema utilizó todos los medios a su alcance:
  • La prensa, como el medio más apto para difundir la verdad y restaurar la sociedad en Cristo: “al periodismo del error opongamos el periodismo de la verdad”. Publicó artículos asiduamente en periódicos como: “La Cruz”, “La España Católica”, “La Regeneración”. Y fundó una revista “El Bien”, que fue el medio en el que encarnó todo su ardor por defender los derechos de Jesucristo y aceptar su Soberanía.
  • Creó una Asociación religioso-literaria: “Academia y Corte de Cristo”, para defender con las palabras y la pluma la Verdad de Cristo de todos los ataques de que era objeto, y adorar y reparar su Soberanía de amor.
  • Su celo apostólico, nacido de su amor a Cristo Rey, no queda satisfecho, y la educación será otro medio en el que se empeñará con corazón de apóstol. Impartió clases desde seminarista en un colegio de Barcelona y, ya ordenado sacerdote, fue profesor en el seminario de Tarragona, preceptor de los hijos de los marqueses de Peñaflor, y durante cincuenta años, enseñó Historia de la Iglesia en el seminario anejo a la Abadía del Sacromonte de Granada.
  • Siente fuertemente que la educación es el mejor medio para que “Cristo reine” en el corazón de los niños y niñas, desde ellos en las familias y, por las familias, en la sociedad. Por ello en 1876, queriendo conducir a Jesucristo a los niños y niñas de todas las clases sociales, y para una educación integral de la mujer, funda el Instituto de las Hijas de Cristo Rey.